PRINCESA DARIAK Copyright 2007

jueves, enero 11, 2007

Rapsoda del Desierto


Dariak se paró, alrededor la fogata. Toda la tribu esperaba impaciente su relato. Las leyendas recorrian su cuerpo, se decia que tenia miles de años, pero que seguia joven y sin morir porque el Rey Just, que vivia cerca del Mar de Sal, le había contado el secreto de la eternidad, porque el Rey Just era el mismìsimo Gilgamesh, con otro nombre, en otra època. Afirman que luchaba contra demonios y otros espiritus, pero eso la mayoría de la gente no lo creía, pues, decian: cómo una mujer con una espada plateada llena garabatos puede matar lo que no tiene sangre?. Ella sonreia. Les dejaba creer lo que quisieran, al fin y al cabo, sus tareas principales de guerra ya habian sido… en un tiempo en donde los ángeles se acercaban a hablar con los humanos cara a cara.
Claro, ella no era humana. Daba igual. Sangraba lo mismo.
- Alteza, por favor cuèntenos su historia.
- No puedo narrarles mi historia, debo completarla primero. No tiene final.
- Cuéntenos hasta donde sea... hasta aquí, hasta hoy.
- Es mucho… Además, debo partir en unas semanas.
Le gustaba hacerse rogar. Tanto había pasado desde que su compañero desertó en el campo de batalla… Pero eso ya estaba escrito y sellado.
Altas llamaradas se expandian en los rostros, los niños comodamente desparramados esperaban ansiosos.
- Bien, preparense…
Vestía su túnica de lino blanco, con una capa roja, envolvia la cintura, sus metálicos brazaletes se doraban con los reflejos del fuego y su tilak se volvia cada vez mas blanco… iluminaba, entonces el publico se transportó en imágenes hacia donde ella los llevaba…
- Miren, esta es la tierra de los Dragones.
- Los dragones? – exlamó un pequeño con sus ojitos de asombro.
La princesa sonrió.
- Si: Dragones…
- Cómo son los dragones?
Dariak señalò en el cielo una constelación de estrellas, desenvainó su Espada y señaló, luces dibujaron una serpiente alada. Los niños se asustaron bastante. Los mayores, estaban más sorprendidos que los niños.
- Silencio, dejen que continué! – gritó desde el fondo una señora con su turbante negro.
- Los dragones eran seres que habian sido creados para guardar un jardín. Ayudar a los humanos a establecerse. Servir de medio de transporte aéreo. Eran amigos. Tenian un lenguaje único y raro, imposible pronunciarlo, era de gruñidos. -
El silencio soplaba muy fuerte, viento y el crepitar de las llamas acompañaban el ritmo del relato.
- A los humanos y a los ángeles, les ayudaban. Y también al resto de criaturas, animales y seres de diferente esencia que habian sido creados… Todos conocen la historia de los primeros humanos contada por los hebreos, verdad?
El grito de si! Fue unaníme. Solo una voz aguda, pequeñita dijo no.
- Quien es el que no sabe? - preguntò la princesa.
El pequeño se abrazó a su madre temeroso.
- Ven aquí, vamos – dijo Dariak dulcemente – Ven y te mostraré.
El niño miró a su madre, que asintió con la cabeza, y timidamente se acerco a la joven.
-Ven, sientate aquí cerca. Entonces, como él no sabe, comenzaré por ahí, contando a mi manera la historia de la creación y el porque los dragones tuvieron que dejar su tierra.
- No se lo puedes explicar en otro momento? – se quejó uno de por ahí…
- Miren, tal vez esta historia del origen no la hayan escuchado como la escucharan. Esta historia del origen me la han contado los mismísimos Dragones, es una leyenda. Lo otro es la verdad. El que quiera escuchar, que escuche…
Nadie se movió. Ni un resoplido. No se sabe muy bien si porque le temían o porque realmente estaban hipnotizados por las luces tintineantes como sombras blancas en la oscura pared de la noche.
- Así principio todo… según… Fuego, mi hermano, un dragòn…
La llamarada se elevó hasta tres metros, los que estaban en las primeras filas se corrieron hacia atrás… luego, la hoguera se consumió hasta ser tan pequeña que permitía ver cada movimiento de la narradora… a todo el circulo de expectantes oídos.


Continuara…

14 comentarios:

CinQue dijo...

Como los niños, en primera fila, atento a tus historias y me tienes hipnotizado, me parece fasinante, quiero saber la historia de los dragones, quiero conocer tus aventuras...

Tienes mucho talento y te admiro...

TE QUIERO

Muaaaaaa.
Abrazo de Luz.
Grrrrrrrrr.

Tsunami dijo...

Yo soy la de las coletas con los ojos como platos, y chamuscado el flequillo de ese empieze...

Muyyyyy cortooooo se me ha echo esto...

Un abrazo gigantesco hermana de los dragones.

soldesoles dijo...

Necesito saber toda la historia, Princesa, que sea prontito, no puedo esperaaaar.

Bien, bien, super bien,...aqui en
primera fila, a escuchar la historia.
Besooooos.

Perséfone dijo...

Muy buen inicio. Sabes que me has capturado, los dragones son mi punto débil.

Besos.

JeJo dijo...

Hola.
Te encontre en lo de Perséfone.
Yo también saco entrada.
Saludos.

palabras con ningun sentido dijo...

Hola, me gusta tu historia, atrapante, avisame cuando continúa.
Un beso

MentesSueltas dijo...

La magia del fuego y las historias... estaré antento pues ya me atrapò.

Un abrazo

MentesSueltas

luis gavotto dijo...

No existe mas soledad en los ojos
de las princesas
ojos negros
pero que puede uno hacer
uno no escoge el color
uno no sabe el color de su destino;
fatales ojos y fatal martirio
el que viven todos...
los de ojos tristes.


respetuosamente L.G.

Sir Hache dijo...

Dios bendito del alma!! Ahora vamos con los Dragones!!...Perfecto, me encantan este tipo de historias. Parece que cada una de sus nuevas historias, relatos, novelas, leyendas..etc...etc...me gustará mas que la otra.

-Como toda Princesa, ya tiene espada, ahora Dragones...Palacios me imagino que de a montón-

Saludos y estaré atento a lo que siga de estos fascinantes relatos.-

soldesoles dijo...

Te dejo besoooooos que te acompañen en la semana, mi Hermosa
Princesa.

Joss dijo...

Y allí estoy yo,
atrás,
presto a seguir escuchando.

DTB

Freyja dijo...

leerte siempre da gusto y lo sabes y cada historia tiene la magia de un princesa
esta bello el blog me gusto mucho
te felicito
mil besitos y te quiero amiga


besos y sueños

Julián Sorel dijo...

un dragón
existe
porque lo has hecho
existir

tu espada
existe
porque se clava
entrre mis ojos
cuando te leo...


Visitame alguna vez...

Julián

Blood dijo...

Me encantó tu cambio de casa, se ve genial la empuñadura de tu espada. Ya vendré con tiempo a leerte...

Saludos sangrientos

Blood