PRINCESA DARIAK Copyright 2007

jueves, septiembre 13, 2007

Noirlua


- Debes hacer esto sola, lo sabes – dijo el Ángel sin Nombre.
- Lo sé. – replicó Dariak. – y mi camello?
- Lo guiaré, es un regalo, recuerdas? Una compensación por tu yegua. - Así susurró el Ángel en el viento nocturno. La princesa agradeció a Auro su valentía y lealtad, pero el descenso hasta el mar, era un recorrido de uno, de uno dentro de los estrechos desfiladeros de la voluntad.
- Irás sola, entonces? – Ecko, la pantera negra serpenteò su cola. Dariak asiente. El resto de los camellos murmuraba en pensamientos: “Nosotros, qué haremos?. Ella les otorgó la libertad prometida: "Descansen aquí esta noche, todas las montañas les pertenecen, el desierto y el mar, aún la playa de sus memorias. Auro, mi camellito -continuó- ya has escuchado. Te acompañará un viejo amigo. – dirigiendose a la pantera- Querido guerrero, tu instinto, tus ojos ven en la noche, y hoy la luna ilumina, baja con ellos. Si aún es tu deseo, nos encontraremos mañana en la playa."
- Que así sea Dariak. - dijo Ecko. “Mi Princesa” medita pestañeando Auro “Ten cuidado”.
La Reina de la Luna vistió a la mujer de un extraño resplandor azul, y poco a poco su frágil figura se perdió entre las rocas y curvas del cerro. Usando su Espada como bastón, pegándose a las paredes de la colina, sin distinguir el suelo del abismo. Sombras, estructuras vibrantes, la oscuridad, como un golem sediento de fraternales abrazos, rasgaba sus prendas. Atenta. Silencio. A sus pies cruzaban escorpiones, sobre la cabeza, murciélagos. Más ese no sería su mayor obstáculo, ni la ponzoña, ni la oscuridad alada, ni la luminiscencia maternal, intermitente, que a veces salvaba su paso de algún precipicio. No es lo externo lo que más nos hiere, sino nuestra propia visión de la vida, el miedo y la duda detienen resbalando en caída. Ella cantó sus sueños, la voz fue eco de agua a través de las laderas escarpadas. Cortejo de extrañas visiones, recuerdo de fuego su alma de dragòn. Luchó con espectros, y en la misma mente les dio muerte hasta que le sangraron las manos, su Espada cantó, tiño al horizonte rubí. En su fe ya estaba en la playa, respondiendo al destino. Le sangraban las manos, fétidas tumbas dejò cubiertas de flores en cada estocada. Sonrió al jardìn sembrado. Aire de sal, estaba cerca. Llegò. Tendida sobre la arena descansa, despojándose de su propia muerte interna. Desnuda de azules linos.
"Morimos muchas veces, nuestros sueños nos vivifican."...
*
Princesa Dariak®2007

15 comentarios:

Jaki dijo...

"La lucha es de igual a igual contra uno mismo, y eso esganar..."

(Al leer recorde inmediatamente ese tema.)

La luz y la oscuridad, la noche y el día, el odio y el amor, no hay enemigo como nuestros complementos, pero no hay enemigo más peligroso que el que está dentro nuestro.

Saludos de una guardiana..

Jaki.-

fgiucich dijo...

Me sumerjo en esta fantasía arrolladora y revivo con cada letra. Abrazos.

Freyja dijo...

sigues escribiendo precioso, me encanto, la verdad que tus letras siguen hermosas
te dejo muchos cariños y que estes muy bien, gracias por tus saludos
que sea una linda semana
besitos


besos y sueños

UMA dijo...

No hay nada màs valioso que tener esos sueños, renovarlos, darle la vuelta a la vida, estamos en ello de continuo.
Te dejo mi abrazo incondicional, Dariak

Gabriel dijo...

Morimos muchas veces, y otras tantas nacemos.
Abrazo de luz, Dariak, de un guerrero a otro.

fire dijo...

jo...
que bonito...y que linda frase final..
un beso
:-)

debbi dijo...

Como siempre nena, no se que más decirte.
Estoy esperando la edición.
Te quiero
me encanta esto que Haces , te lo vuelvo a decir , TE FELICITO!!

T3Mo dijo...

interesante

T3Mo dijo...

Yo de nuevo por aca

*Mariana* dijo...

las batallas internas son las más difíciles de sobrellevar, pero una vez que hemos superado los obstáculos que nosotros mismos nos ponemos podemos renacer a la vida y luchar por alcanzar nuestros sueños

abrazos

m@N4

fire dijo...

aqui de nuevo...pare decirte otra vez que cuando abro esta pagina...la melodia me corta la respiracion...me hace un nudo en la garganta y solo peudo tragar saliba y escucharla....
me encanta....y me encantan tus letras...
;-)

lully, Reflexiones al desnudo dijo...

Esa frase final me envolvió. Suspiro por tu talento y espíritu querida amiguis.

Nunca has pensado en escribir un libro? Debes sacar tu tiempo, tienes esencia de escritora.

Un abrazo cálido y besitos tiernos para acariciar tu alma!

cieloazzul dijo...

ese final es estremecedor!!!!
el resto caricia que secuestra...
besos amiga!

Elle dijo...

Es cierto, nuestra mente es lo que más nos hiere...

Kitarosem dijo...

La Diosa Venus se apodera de mis horas de sueño
Ella sabía, y lo seguía buscando entre los adoquines mojados.

"ël sabía la fragancia de sus dedos
él conocía el sabor de su piel,
él sabía que sus libros eran una provocación....
ël sabía, pero no dejaba de escribir....
Sus letras transparentes se fijaban sobre un cuerpo mojado por el sudor y el deseo...."