PRINCESA DARIAK Copyright 2007

martes, enero 27, 2009

...


Descalzo el cerro de hojas, en luces cada cirio ilumina, sonrisa de la noche blanca... Inmóvil el tiempo, instalado en el abrazo remonta, y tocan los dedos el velo gris de Montserrate. Y es el camino de piedra un manantial que besa los pasos desnudos, cada aliento es un descanso, cada beso resplandor, en auras vestidas de sueños, la cúspide, el cielo.
El aroma a canela en el pinar, dibuja ángeles en la vía sacra, el color duerme como un crepúsculo nonato... Huerto de ternuras, diciembre casto, salvaje y radiante; no necesitamos alas para volar, somos en el aire, brisa.

2 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Te siento bien.
LLena de fuerza.
Me alegro.

Besos.

Jaki dijo...

Somos aire, aliento de vida.
Mis saludos afectusos Princesa.!